sábado, 1 de septiembre de 2012

En El Mami Amar Salem no había odio


Explicó con ilusión cómo estaba contactando con organizaciones internacionales para conocer nuevos métodos de resistencia pacífica. Mientras, la esperanza iluminaba las cicatrices de su rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario